Decálogo del abogado

Abogado

“Los mandamientos del Abogado” es una de las tantas obras que escribió el eminente Tratadista y jurisconsulto uruguayo Eduardo Couture, de quien se destacan obras como “Arte del derecho y otras meditaciones”.

“El Decálogo del Abogado” es un mandamiento de ética y conducta que se aplica a los abogados en el ejercicio de su profesión.

Desde luego, cada quien tiene la facultad de aplicarlo o no a su vida, y en particular a su profesión, mas, debe entenderse que, al tomar este decálogo como un referente, el abogado lleva la ventaja de abonar a su hoja de vida un elemento invaluable como es la credibilidad.

Bien, pasaré a hacer una breve descripción y análisis a cada uno de los mandamientos del “Decálogo del Abogado”.

Este artículo puede servir como material para futuros abogados, quienes se encuentren cursando sus estudios para obtener la titulación en Derecho.

“Los mandamientos del Abogado”:

1. Estudia:

“El derecho se trasforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado”

El seguir los pasos del Derecho, viene a traducirse en estar atento a cada modificación o cambio en las leyes que rigen un Estado, esto es aplicable a todos los profesionales del Derecho en el mundo, ya que el Derecho como las sociedades, es dinámico; no se detienen en el tiempo, por el contrario, van de la mano de todas las transformaciones que experimenta la humanidad, y por tanto, estas, deben estar reguladas en Derecho.

Es por lo tanto indispensable en el diario ejercicio de la profesión de abogado, estar al día con las normas que se van incorporando a la legislación del país donde ejerce.

Estudiar, de hecho, es lo primero que hacemos quienes henos optado por esta profesión, sería inconcebible perder un caso por no haber estado actualizado en cuanto a los fundamentos en Derecho de este.

En efecto, no hay mucho que explicar cuando se habla de estudiar siendo abogado.

2. Piensa:

“El Derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.”

Este enunciado nos dice que de nada nos serviría estudiar por estudiar, lo que es necesario, es estudiar y pensar al tiempo para poder ejercer la profesión.

No tenemos mucho que reflexionar sobre este punto, pues obviamente luego de estudiar algo, debemos necesariamente reflexionar, sacar ideas sobre aquello.

3. Trabaja

“La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de la justicia.”

No se puede pensar en ejercer la profesión si no vamos de la mano del trabajo, este que dará los frutos requeridos, únicamente si en nuestro compromiso con la justicia lo involucramos.

4. Lucha

“Tu deber es luchar por el derecho; pero el día que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia.”

El Derecho está concebido como el ordenamiento jurídico que regula las relaciones en una sociedad determinada, existen también normas que son universales y de aplicación a todas las legislaciones en el mundo entero.

Estas normas pueden o no ser justas, lo normal sería que toda norma sea justa, pero lo que para una persona es justo, puede resultar que para otra sea injusto, por lo tanto, aquí lo que trata el autor del Decálogo del abogado, es de que el abogado en el ejercicio de su profesión coloque a la justicia sobre todo lo demás.

Personalmente, opino que la justicia es el dar a cada uno lo que le corresponde.

5. Se leal

“Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti.

Leal con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo.

Leal con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú dices y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez, debe confiar en el que tú le invocas”

La lealtad para con los demás, pero estimo que debemos ser leales con nosotros mismos, el abogado debe lealtad a todos los elementos con quienes se encuentra involucrado su trabajo, pero estimo que la lealtad consigo mismo es fundamental, toda vez que está ligada a los preceptos morales del individuo, sin lo cual, no es posible ser leal con el resto.

6. Tolera

“Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.”

Hay que ser tolerante con las ideas, actitudes o acciones de las demás personas, pues así mismo queremos que los demás actúen con nosotros, el abogado que no es tolerante puede caer en errores insalvables.

7. Ten paciencia

“El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.”

La paciencia es otra virtud o cualidad que debe practicar todo abogado, no puedo imaginar un abogado sin paciencia ejerciendo su profesión en los Tribunales de Justicia, (sobre todo en el Ecuador), en mi opinión la paciencia debe prevalecer hasta en las situaciones más difíciles, pero no debemos confundir paciencia con sumisión.

8. Ten fe

“Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del Derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia; y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho ni justicia ni paz.”

Es tan cierto que el abogado debe tener fe en el derecho, ya que este es el ordenamiento jurídico que regula las relaciones entre las personas en un Estado.

Sin esto no podría ser posible que la humanidad conviva, pues se regula todas las actividades dentro de una sociedad, de lo contrario imperaría el desorden y la anarquía.

El Derecho se entiende que se basa en la justicia, la justicia tiene sus bases en la paz, pero todo lo anterior no sería posible sin la libertad.

9. Olvida

“La abogacía es una lucha de pasiones. si ida batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un momento en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota.”

Este mandamiento lo debe aplicar el abogado en su día a día, en el ejercicio, muchas veces puede llegar a confundir en esa lucha de pasiones, el ámbito personal con el profesional.

Es hasta humano enorgullecerse de los triunfos y flaquear ante las derrotas, pero debemos tener presente que justamente eso, hace al abogado cada día más fuerte para tener una actitud estable ante cualquier adversidad que se le llegare a presentar.

No estoy del todo de acuerdo con que se debe olvidar, el recordar los triunfos y las derrotas nos hace ejercer la profesión de manera más equilibrada y tener una mejor actitud frente a la vida.

10. Ama a tu profesión

“Trata de considerar la abogacía de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que se haga abogado.”

Este mandamiento lo tomo como un examen en el que tendría que demostrar cuán convencida estoy de que ser abogado es lo mejor.

Un hijo sin duda es una persona de incalculable valor para todo ser humano, por lo tanto, la profesión que ha de ostentar durante su vida debe ser aquella que llene sus expectativas, que le cause orgullo, que le abra las posibilidades de tener una vida digna y por qué no, que sea la vía hacia la prosperidad económica.

Por lo tanto, ante una eventual petición de consejo sobre su vida profesional le diría que la abogacía ejercida en observancia a los principios aquí analizados, es aquella que lo llevará a lograr una vida exitosa.

Puedes encontrar más artículos como este aquí.

Abogados en Quito – Ecuador

Summary
Decálogo del abogado(Eduardo Couture)
Article Name
Decálogo del abogado(Eduardo Couture)
Description
“Los mandamientos del Abogado” es una de las tantas obras que escribió el eminente Tratadista, jurisconsulto uruguayo Eduardo Couture, en este artículo haré una breve descripción de cada uno de los mandamientos del abogado. 1. Estudia “El derecho se trasforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado” 2. Piensa “El Derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.” 3. Trabaja “La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de la justicia.” 4. Lucha “Tu deber es luchar por el derecho; pero el día que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia.” 5. Se leal “Leal con tu cliente, al que no debes de abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú dices y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez, debe confiar en el que tú le invocas” 6. Tolera “Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.” 7. Ten paciencia “El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.” 8. Ten fe “Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del Derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia; y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho ni justicia ni paz.” 9. Olvida “La abogacía es una lucha de pasiones. si ida batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un momento en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota.” 10. Ama a tu profesión “Trata de considerar la abogacía de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que se haga abogado.”
Author
Publisher Name
Intriago Franco Abogados
Publisher Logo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *